Los Simbióticos de PronoKal: suplementación para la salud

Como consumidores, cada vez estamos más concienciados e informados sobre los componentes y efectos de los alimentos que ingerimos, entre los cuales se encuentran los cada vez más conocidos Prebióticos y Probióticos. Pero, ¿sabemos qué son y cómo nos pueden ayudar a mejorar nuestra salud?
simbióticos PronoKal K-Line

Probióticos y Prebióticos: trabajando por el bien común

Los Probióticos son un conjunto de microorganismos, -bacterias y levaduras-, que habitan nuestro intestino formando un ecosistema donde muchas especies distintas interactúan y se benefician mutuamente durante sus ciclos vitales, beneficiando su proliferación y el equilibrio ecológico. Las bacterias de la flora están adaptadas a su medio tras asociarse con la vida del hombre desde hace milenios y han evolucionado a la vez.
Por otro lado, los Prebióticos son sustancias, entre ellas la fibra presente en nuestros alimentos, que no podemos digerir, pero que hacen activarse y crecer a los microorganismos presentes en el colon. De su metabolismo se desprenden subproductos con efectos beneficiosos para el huésped, es decir, para nosotros.
Por ello decimos que los Prebióticos y Probióticos trabajan en estrecha colaboración o simbiosis para ayudarnos a mantener nuestras defensas fuertes frente a las agresiones exteriores.

Los Simbióticos de PronoKal

Nuestro sistema inmunológico sufre ataques constantemente. Si ahora en invierno con la bajada de las temperaturas esto se hace patente, en cualquier momento de la vida estamos defendiéndonos de agentes externos oportunistas.
Cuando una infección, sea del tipo que sea, requiere tratamiento con antibióticos, siempre por prescripción médica, estos medicamentos antibióticos pueden también atacar ese delicado ecosistema presente en nuestro colon. Como consecuencia, nuestra flora gastrointestinal sufre alteraciones que nos causan molestias tales como la diarrea, ardor o acidez, eructos, vientre hinchado, cólico por gases, flatulencia, náuseas y vómitos, entre otros.
Para prevenir esta situación y minimizar las molestias gastrointestinales relacionadas con la toma del antibiótico, es muy útil recurrir al refuerzo de nuestra flora intestinal mediante estos Simbióticos, -prebióticos y probióticos combinados para una mayor efectividad-.
Ante la toma de antibióticos para hacer frente a una infección, disponemos de Simbiotic B Longum, de K-Line, los Simbióticos de PronoKal para mejorar la flora intestinal por su efecto sinérgico, ya que no sólo aporta bacterias beneficiosas para repoblar la flora intestinal (efecto probiótico) sino que además le dan el sustrato para que se alimente y crezcan (efecto prebiótico).
Debido a este efecto sinérgico los Simbioticos de PronoKal K-Line son ideales para prevenir los efectos secundarios de la toma de antibióticos, y son válido para cualquier persona, haga o no tratamiento con un método de PronoKal.
Simbióticos de PronoKal K-LineSimbióticos de PronoKal (K-Line)
Simbiotics: B. Longum ES1 + fibras prebióticas
Composición por cápsula: Bifidobacterium Longum ES1 y Lactobacillus Rhamnosus (1.000 millones de UFC* vivas), Fibra prebiótica: maltodextrina: 150 mg. *Unidades formadoras de colonias.
Ref. 030021 | Precio: 28,00€, 28 cápsulas
En la gama K-Line, además de los Simbióticos de PronoKal encontrarás una suplementación que te ayudará a cubrir diferentes necesidades de tu organismo que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida y bienestar. Conoce toda la gama aquí.
El equipo de Clínica Sarabia está a tu disposición para aconsejarte. No dudes en consultarnos.

Deja una respuesta