Hilos Tensores

HILOS TENSORES PARA REDUCIR LA FLACIDEZ FACIAL

La aplicación de hilos tensores es una técnica de rejuvenecimiento facial para prevenir y tratar la flacidez facial de manera sencilla y segura. Se utilizan finos hilos de sutura reabsorbible de PDO (polidioxanona), con una cirugía mínimamente invasiva, en una sola sesión y con una rápida recuperación. Mira este vídeo para comprobar sus efectos.

Clínica Sarabia, paciente tratada con hilos tensores Clínica Sarabia, foto de antes y después, hilos tensores
BENEFICIOS Y APLICACIONES DE LOS HILOS TENSORES

El principal beneficio e indicación de la aplicación de Hilos Tensores en la piel del rostro es mejorar la flacidez facial, logrando un rostro bien definido, difuminando las señales del paso del tiempo.

Estos hilos se insertan en el rostro a través de unas micro-cánulas, que al retirarse quedan ancladas bajo la piel. A partir de ese momento y de manera progresiva, alrededor de ellos se producen fibroblastos y colágeno y es la propia piel la que genera unos nuevos hilos de colágeno. De esta manera, con esta técnica se induce un “autolifting”.

Los hilos tensores se reabsorben en 6 meses, pero sus efectos perduran de 12 a 18 meses, dependiendo del tipo de piel, la edad, el tipo de descolgamiento y la respuesta individual en cada paciente.

Son una alternativa para prevenir, reparar y mejorar la flacidez gravitacional. Pueden aplicarse en tratamientos faciales para cara y cuello, y también en una variedad de tratamientos corporales (escote, brazos, manos, periumbilical, abdomen, muslos). El proceso es muy natural y nada agresivo.

Hay que destacar que los hilos tensores no sustituyen al lifting quirúrgico, ya que es un tratamiento temporal y poco invasivo.

FOTOS ANTES Y DESPUÉS DEL TRATAMIENTO
Clínica Sarabia, foto de antes y después, hilos tensores Clínica Sarabia, foto de antes y después, hilos tensores Clínica Sarabia, foto de antes y después, hilos tensores

Los comentarios están cerrados.