Tratamiento ginecológico con Jett Plasma Lift Medical

El plasma o “cuarto estado de la materia”, es la ionización del gas atmosférico mediante la utilización de descargas eléctricas dando origen a una corriente de fulguración. Este fenómeno es utilizado para generar un flujo de plasma, el cual, al actuar directamente sobre los tejidos, desencadena una reacción sobre la zona aplicada que se busca para dar lugar a un peeling, recuperación del tejido, su adelgazamiento, mejoría y flexibilización a la vez que incrementa la inmunidad y la resistencia.

Para crear el plasma, se utilizan descargas eléctricas de muy alto voltaje (5 kV) y de muy baja intensidad (menos de 1 mA). Cuando el dispositivo se encuentra a menos de 4 mm de distancia de la piel, se crea la descarga al cerrarse el circuito. No se inyecta ninguna sustancia ni medicamento en el proceso.

La tecnología plasma también emite radiación infrarroja efectiva. Los principales efectos en la mejora de la elasticidad y el fortalecimiento del tejido se alcanzan gracias a la conductividad eléctrica del plasma. Estimula los procesos fisiológicos de las células, consiguiendo la mejora de la fuerza (integridad) de los tejidos y su elasticidad, simultáneamente ayuda a eliminar las sustancias tóxicas de los tejidos y equilibra los fluidos a nivel celular.

efecto sobre las células de jett plasma

La resistencia del tejido, su fortalecimiento y protección es el resultado del efecto del flujo de plasma en los sistemas de protección celular.

Jett Plasma Lift Medical se usa para el rejuvenecimiento y fortalecimiento de las paredes vaginales para conseguir:

  • evitar las pérdidas de orina después del parto,
  • la recuperación y estimulación de la elasticidad vaginal,
  • la mejora de la calidad de las relaciones sexuales,
  • la revitalización, lubricación y recuperación del equilibrio tisular vaginal.

Para facilitar la aplicación del tratamiento, se puede aplicar anestesia tópica o local según criterio médico.

El efecto del tratamiento con Jett Plasma Lift se percibe de forma inmediata.

El número de sesiones dependerá de la evolución del proceso: en tratamientos ginecológicos, son necesarias entre 6 y 8 sesiones separadas por dos o más semanas; posteriormente se recomienda continuar con tratamientos trimestrales para consolidar los resultados obtenidos.

jett plasma

Los comentarios están cerrados.