Cuidado cuello y escote

CUELLO Y ESCOTE, LOS GRANDES OLVIDADOS DE LA BELLEZA

Inevitablemente, el paso del tiempo también se acusa en las zonas del cuello y escote. Son éstas dos zonas muy expuestas a las agresiones externas, como el sol o los cambios de temperatura. Por lo tanto, en ellas suelen aparecer los primeros signos del envejecimiento.

La fragilidad de la piel del cuello y el escote suele ponerse de manifiesto muy pronto. El primer signo es la deshidratación de la zona. Poco después, las fibras elásticas se van rompiendo, se altera la microcirculación y con ello van apareciendo las arrugas, el descolgamiento y la flacidez.

La piel del cuello no dispone de una buena sustentación muscular, por lo que es especialmente frágil y vulnerable. Si no se le prestan las atenciones adecuadas, muy pronto presentará las características arrugas en forma de collar. El tejido graso se debilita paulatinamente y hace que se acumule un exceso de grasa, formándose lo que denominamos “doble mentón” o papada.

En la zona del escote la piel es especialmente delicada y se deshidrata enseguida, dando lugar a la aparición de “arrugas cruzadas”. Además, se trata de una zona que se mantiene mucho tiempo sin cubrir, lo cual la hace muy propensa a la aparición de manchas, que van en aumento a medida que se acumulan las exposiciones al sol, tanto en invierno como en verano.

TRATAMIENTOS PARA CUIDADO CUELLO Y ESCOTE

En CLÍNICA SARABIA te ofrecemos diversos tratamientos para el cuidado del cuello y escote:

Los comentarios están cerrados.