Cirugía de Orejas

Otoplastia

La otoplastia es la cirugía de orejas que se realiza para reposicionar las orejas aladas, prominentes o también llamadas “de soplillo” a una posición más pegadas a la cabeza. También se realiza una reducción del pabellón auricular para reducir el tamaño de las orejas demasiado grandes. Generalmente, es una cirugía que se realiza en niños entre 6 y 14 años porque se considera que a partir de los 6 años las orejas han alcanzado su mayor tamaño. La otoplastia también puede realizarse en adultos, sin que existan más complicaciones.

La otoplastia o cirugía de orejas suele durar unas dos horas, se realiza con anestesia local (o general en menores de 6 años) y la incorporación laboral suele ser después de una semana.

Otoplastia lobuloplastia

Además de las orejas prominentes u orejas “en soplillo”, existen otros problemas que también pueden solucionarse con cirugía. Estos incluyen la oreja contraída y la oreja en copa. También pueden mejorarse quirúrgicamente los lóbulos alargados y los lóbulos rasgados. El cirujano plástico también es capaz de crear una nueva oreja cuando se nace sin ella (microtia) o cuando se pierde por un traumatismo.

En clínicas concertadas por cirujanos plásticos miembros de la SECPRE
(Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética)

Los comentarios están cerrados.