Luz LED que ilumina tu piel

La luz LED como fuente de vida

Esa luz LED que ahora abunda en nuestros hogares, y nos ayuda a reducir el gasto energético, aunque nos parezca sorprendente puede ser utilizada para regenerar nuestras células.

 

LUZ LED

 

En 2015, el proyecto VegOne, desarrollado por la NASA en la Estación Espacial Internacional consiguió producir la primera hortaliza cultivada enteramente en órbita, una lechuga romana capaz de realizar la fotosíntesis y desarrollarse como si estuviera en la Tierra, pero irradiándola con LED en vez de luz solar natural. Se trata de un experimento que demuestra que la fotobioestimulación con luz LED es capaz de estimular la actividad celular y contribuir a la regeneración de tejidos.

Ya hay muchas celebrities -Tom Cruise, Jennifer López, Victoria Beckham, Kim Kardashian o Kate Hudson, entre otros- que aseguran ser incondicionales de la cromoterapia con luz LED, tanto por su comodidad como por los resultados.

Un poco de Historia

Hace más de dos mil años Hipócrates ya recomendaba los baños de sol para mejorar algunas enfermedades de la piel. En otros tiempos y lugares, tanto los antiguos egipcios como la medicina tradicional de la India creían en el poder curativo de los colores -diferentes longitudes de ondas lumínicas- basándose en la observación empírica. En occidente, el desarrollo del control de la electricidad desembocó en un mayor interés científico por la luz y sus efectos.

El primer Diodo Emisor de Luz -LED en inglés- fue desarrollado inicialmente en los EEUU en 1962, y posteriormente en 1988 fueron los físicos T. Ohshiro y G.R. Calderhead, -expertos en láser- quienes proponen sus posibles efectos en las células. A partir de ese momento ya se reconoce el potencial terapéutico de la luz LED dentro de las Terapias de Láser de Baja Intensidad. A finales del s. XX la mayor dificultad científica era lograr diodos de luz LED con una longitud de onda específica que permitieran estudiar el efecto terapéutico de cada color.

Sabemos que los tratamientos con luz LED estimulan la producción de ATP capaz de aportar energía a las células, frenando signos de envejecimiento. En los últimos años, al desarrollar fuentes de LED estables y potentes, ha sido posible demostrar que la luz LED roja tiene un efecto reductor del dolor y la inflamación, y estimula la cicatrización de heridas y quemaduras. A partir de ahí, la aplicación de esta tecnología se extiende al ámbito de la belleza a través de su poder regenerador de la dermis.

La luz LED se postula como un tratamiento más frente a arrugas, flacidez, acné, celulitis, estrías, manchas, incluso alopecia, indoloro, no invasivo, y prácticamente sin efectos secundarios leves, compatible con otras terapias dermocosméticas.

¿Cómo actúa la luz LED?

Al estimular la piel con luz a una longitud de onda concreta (es decir, un color concreto), se consigue que las células reaccionen de una forma determinada. La luz LED es capaz de desencadenar reacciones tisulares, como la formación de hasta un 400 % nuevo colágeno, porcentaje reconocido por la FDA, (el organismo responsable de garantizar la seguridad alimentaria, de medicamentos y cosméticos para uso humano en EEUU).

 

Los efectos de la terapia fotolumínica LED son múltiples:

  • Estimulador de la regeneración celular y el metabolismo de los fibroblastos, generando colágeno y elastina, con lo que ayuda a reducir las arrugas, cierra los poros y previene el envejecimiento.
  • Ayuda a combatir el acné, ya que inicia un radical del oxígeno capaz de destruir la bacteria que genera esta patología; además, reduce el tamaño de los poros, los granos producidos por el estrés o los cambios hormonales; la inflamación y las rojeces y tiene un efecto calmante en las pieles hipersensibles.
  • Frente a manchas por hiperpigmentación ya que actúa sobre los melanocitos, células que segregan el pigmento de la piel, disminuyendo su producción, ayudando a suavizar las manchas, reduciendo el melasma y mejorar el vitíligo y las cicatrices oscuras.
  • Relajante y calmante sobre las pieles fatigadas.
  • Mejora la circulación linfática, la oxigenación y estimula el sistema inmunitario; ayudando a fortalecer las pieles sensibles, aportar luminosidad y suavidad, además de tener propiedades reafirmantes y actuar sobre el sistema nervioso.
  • Reduce la inflamación, mejora la cicatrización y está muy recomendada en conjunción con el botox, los rellenos dérmicos o el láser por su acción antiinflamatoria.

Las sesiones son intensas pero breves, de 10 a 30 minutos permitiendo al paciente continuar con su ritmo de vida sin problemas ni secuelas.

Posibles contraindicaciones

La fototerapia con luz LED es segura y no presenta contraindicaciones cuando se realiza en un centro médico acreditado. De hecho, es un tratamiento ideal en pacientes que no quieren prescindir de sus tratamientos de belleza en la época estival, cuando la piel se expone al sol y algunas terapias no son compatibles.

Por supuesto, es preciso someterse a una valoración médica para realizar cualquier tratamiento, en especial en pacientes con alguna patología, en especial si toman medicación fotosensibilizante, o están pendientes de someterse a intervenciones quirúrgicas próximamente.

Para más información, llámanos y solicita una cita informativa sin cargo para tí.

Publicado en Medicina Estética, Medicina Láser, Noticias | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*